Algunos de los pacientes que ingresan en las clínicas de desintoxicación de Valencia lo hacen porque tienen graves problemas con el juego, un problema que afecta de manera inmediata y directa a la vida familiar, social y laboral de quien lo padece y cuyas consecuencias, a menudo, además de problemas económicos suele acarrear también conflictos con la ley.

Una gran parte de los ingresos en las clínicas de desintoxicación de Valencia se producen porque el problema no ha sido detectado a tiempo y la situación ha llegado a tal extremo que es necesario tomar medidas drásticas para superarlo, medidas que podrían ser mucho más suaves pero igual de eficaces si el problema se afronta al aparecer los primeros síntomas.

Las personas que pueden desarrollar problemas con los juegos de azar pueden sentir una preocupación frecuente por ellos o por obtener dinero a partir de los juegos. A medida que va pasando el tiempo, incrementan el importe de sus apuestas y la frecuencia de éstas. Pasar periodos de tiempo sin la emoción del juego les puede provocar crisis de ansiedad o un estado de irritabilidad.

Uno de los síntomas más notorios es la frecuente pérdida de dinero con las apuestas, cantidades cada vez más grandes, lo que suele desembocar en un cumulo creciente de deudas que le “obligan” a seguir jugando para tratar de, en un “golpe de suerte” poder hacerlas frente. Como ocurre en casi todas las adicciones, para conseguir las mismas sensaciones, las apuestas deben ser cada vez mayores, es un fenómeno conocido como tolerancia.

No es preciso que se den simultáneamente todos los síntomas enumerados, pero si puedes detectar más de uno o dos de ellos, podsrías estar ante un problema serio con el juego, por eso, lo mejor es que vengas a Llaurant La Llum para que podamos ayudarte.