La anorexia, la bulimia o las ingestas compulsivas son trastornos típicos en las clínicas de desintoxicación de Valencia. La obsesión por la delgadez no ha dejado de crecer en los últimos 50 años en los países desarrollados, y es la tercera enfermedad crónica. ¿Sabías que según la Asociación Española contra la Anorexia y la Bulimia, un 6 % de la población femenina los padece?

Esta obsesión por controlar las calorías, y el pánico por engordar, siempre tienen detrás alguna causa biológica, psicológica y/o sociocultural. Por tanto, resulta esencial la intervención profesional multidisciplinar de las clínicas de desintoxicación en Valencia, y de todas las personas en general. Se calcula que anorexia y bulimia nacen 6 meses o un año antes de sus primeros síntomas (depresión, ansiedad, cambios de personalidad, ...). ¡Presta atención a los síntomas!

El ayuno permanente y la desnutrición de la anorexia, y los atracones y purgas de la bulimia, tienen unas evidentes consecuencias físicas y sociales. Se alteran las hormonas intestinales y sexuales, surgen problemas renales, arritmias, disminución del tamaño del corazón, anemia, osteoporosis, estreñimiento, alopecia, rotura de uñas, predisposición a las caries, inflamación de las encías y de las glándulas salivales, dientes y piel amarillentos, etc.

A nivel social, el aislamiento deteriora las relaciones personales y conlleva una disminución del rendimiento académico o laboral. En este sentido, el tratamiento de psicoterapia comprende un amplio abanico de herramientas (técnica del espejo, marcado de la silueta, grabarse en vídeo, ...) para atajar los daños físicos, enseñar a comer sin presión ni culpabilidad y revertir los pensamientos destructivos hacia la comida.

En el centro Llaurant La Llum hemos conseguido ayudar a muchas personas a normalizar su relación con la comida y su figura. Para lograrlo, los talleres grupales y la familia son vitales para romper con los círculos viciosos de la adicción.